Aumenta la faena de hembras y retrocede la industria

Según el último informe de Ciccra, correspondiente a noviembre, la combinación de factores llevó a un nuevo retroceso de la industria cárnica.

La actividad de la industria frigorífica vacuna experimentó un nuevo retroceso durante noviembre de 2018, considerando las estadísticas preliminares. Y ello se combinó con un nuevo incremento de la participación de las hembras en la faena total.
 
En noviembre de 2018 se habrían faenado 1,081 millones de cabezas de hacienda vacuna, lo que arrojó una caída de 3,8% anual. Mientras la faena total disminuyó, la faena de hembras continuó creciendo durante noviembre. En total se faenaron 505,5 mil hembras, es decir casi 1% más que en noviembre de 2017. En cambio, se faenaron 575,5 mil machos, lo que arrojó un retroceso de 7,5% anual. En consecuencia, la participación de las hembras en la faena total ascendió hasta 46,8% en el undécimo mes del año.
 
Al considerar los primeros once meses de 2018, la faena total llevada adelante por 382 establecimientos llegó a 12,25 millones de vacunos  y se ubicó 6,5% por encima de la registrada en el mismo período de 2017. Un total de 84 plantas explicaron 75% de la faena, las cuales faenaron en promedio 109 mil cabezas.
 
Las hembras representaron 45,2% de la faena total en los primeros once meses del año. Esto representó un avance de 2,6 puntos porcentuales con relación al promedio de los primeros once meses de 2017.
 
Por un lado, la demanda externa (China/Rusia) tracciona la faena de vacas (+16,6% anual), cuya importancia relativa subió de 17,1% del total en enero-noviembre de 2017 a 18,9% en el mismo lapso del corriente año. Pero, por el otro lado, la aguda restricción crediticia que transita la economía argentina está llevando a los productores ganaderos a desprenderse también de vaquillonas (+23,2% anual), las que también han elevado su participación en la faena total de 10,2% a 12,0% entre los períodos analizados.
 
La producción de carne vacuna fue de 249 mil toneladas res con hueso (tn r/c/h) en noviembre pasado. En los primeros once meses de 2018 se produjeron 2,8 millones de tn r/c/h de carne vacuna, es decir 7,9% más que en enero-noviembre del año pasado.
 
Si suponemos que el volumen exportado se ubicó en aproximadamente 44,5 mil tn r/c/h equivalentes en el último mes (-6,5% mensual), se habrían enviado 204,3 mil tn r/c/h al mercado interno. Al expresarlo en términos per cápita, el envío de carne vacuna al mercado interno habría bajado a 55,1 kg/hab/año.
 
En tanto, cuando se consideran los primeros once meses del año la producción de carne vacuna totalizó 2,8 millones de tn r/c/h y se ubicó 7,9% por encima del nivel registrado en enero-noviembre de 2017.
 
En 2018 la mayor proporción del aumento de la producción de carne vacuna se exportó (93,5% de las 205,6 mil tn r/c/h adicionales producidas). Las exportaciones habrían ascendido a 475,2 mil tn r/c/h de carne vacuna, ubicándose 68,0% por encima de las registradas en enero-noviembre del año pasado. Su importancia en el total producido pasó de 10,9% a 17,0% entre los períodos considerados.
 
EXPORTACIONES
Las exportaciones de carne vacuna totalizaron 33,15 mil toneladas peso producto (tn pp) en octubre de 2018, ubicándose 51,0% por encima del nivel alcanzado en octubre del año pasado. Al medirlas en toneladas res con hueso, las exportaciones totalizaron 47.613 tn.
 
Por los embarques certificados durante octubre se facturó un total de 160,4 millones de dólares, es decir 20,8% más que un año atrás. El precio promedio quedó en 3.368 dólares por tn r/c/h, guarismo que resultó 20,2% menor al promedio observado en octubre de 2017.
 
HACIENDA EN PIE
El precio promedio de la hacienda en pie se ubicó en $ 39,836 por kilo vivo en noviembre de 2018, lo que arrojó una caída de 0,9% mensual. Fue la segunda baja consecutiva, acumulando una disminución de 4,8% en relación al máximo de septiembre de 2018. Al igual que en octubre, la retracción mensual alcanzó a casi todas las categorías, con excepción de los toros (+1,9% mensual).
 
Cabe resaltar que las categorías destinadas mayormente al consumo interno fueron las que mayores disminuciones tuvieron en su valor promedio: ternero, -2,4% mensual ($ 44,681 x kilo vivo), novillo, -2,3% ($ 42,931), vaquillona, -2,2% ($ 41,087), y novillito, -1,3% ($ 45,193). En tanto, las vacas y los MEJ exhibieron contracciones de 1,0% y 0,9% mensual.
 
CONSUMO INTERNO
En el undécimo mes del año se produjeron 249 mil tn r/c/h de carne vacuna. Esto implicó una retracción de 26 mil tn r/c/h con relación al mes previo (-9,5%). En tanto, al comparar con noviembre de 2017, la producción de carne vacuna se retrajo en 5,6 mil tn r/c/h.
 
Si suponemos que el volumen exportado se ubicó en aproximadamente 44,5 mil tn r/c/h equivalentes en el último mes (-6,5% mensual), se habrían enviado 204,3 mil tn r/c/h al mercado interno (-23,1 mil tn r/c/h, -10,1% mensual). Al expresarlo en términos per cápita, el envío de carne vacuna al mercado interno habría bajado a 55,1 kg/hab/año.
 
En tanto, cuando se consideran los primeros once meses del año la producción de carne vacuna totalizó 2,8 millones de tn r/c/h y se ubicó 7,9% por encima del nivel registrado en enero-noviembre de 2017. En términos absolutos, la producción se amplió en 205,6 mil tn r/c/h. Y aún a pesar de los vaivenes observados en los últimos tres meses, la producción de enero-noviembre de 2018 se sostuvo como la 5º más elevada de los últimos 23 años.
 
El mercado interno absorbió un total de 2,33 millones de tn r/c/h de carne vacuna en los primeros once meses del año, es decir ‘apenas’ 0,6% más que en igual período del año anterior. En consecuencia, la importancia relativa del consumo bajó de 89,1% a 83,0% entre los intervalos considerados.
 
FUENTE: AGROFY NEWS- news.agrofy.com.ar- 06/12/2018

Idiomas